Semblanza de mi Pastora, IMPCH Dichato

Semblanza de mi Pastora, IMPCH Dichato

78
0
Compartir

Pastora Valeria Margarita Cartes Yáñez, nació un 19 septiembre 1966 Tomé, sus padres fueron Adán Miguel Cartes Aburto y Gilda Margarita Yáñez Alarcón, fue hija única, criada por su bisabuela hasta los 7 años de edad, ya que sus padres eran muy jóvenes y aun estudiaban; fue ella quien le inculco el evangelio, llevándola a la Iglesia, enseñándole a orar, sus primeros himnos, contándole historias de la Biblia, enseñándole a confiar, a ser dadivosa, generosa, amar a Dios desde su niñez.
A los 7 años de edad, sus padres decidieron independizarse, lo que conllevo alejarse de su bisabuela, pero no de Dios. En su niñez sufrió de algunas carencias económicas, pero siempre sus padres se esforzaron por darle lo mejor y hacer que su infancia fuera feliz. A las edad de 12 años, en una campaña Evangelista, entregó su vida a Cristo, reconociéndolo como su Señor y Salvador.
A su esposo, el Pastor Ricardo Escalona, lo conoció en la Iglesia, desde niña, asistían a la misma Iglesia del Pastor Vilches en Condell #1031. Antes de pololear con él, había tenido otra relación con un joven también de la iglesia, pero que no termino bien, lo que la llevo a tomar la decisión de estar sola y esperar, pidiéndole a Dios que el hombre que llegara fuera quien sería su esposo. Fue así, como Dios en una revelación de sueño le muestra entrando a la iglesia vestida de novia, los hermanos la felicitaban pero ella les contestaba que no conocía con quien se iba a casar fue en ese momento que ve a quien es hoy su suegra, entrado con su hijo Ricardo. Esa revelación fue como a las 6 de la mañana, junto con su madre, asistía regularmente a la oración de 7 a 8 ella se le contó a su madre pero aun no creía lo que Dios le había mostrado Pasaron unos días y Dios confirmó esta relación comenzando un pololeo.
Su relación no estuvo exenta de dificultades, ya que su padre era muy estricto y al enterarse que estaba pololeando la amenazó con no dejarla ir más a la iglesia si continuaba esta relación; pero el plan de Dios era otro, fue así que volvió a la oración de 7 a 8 y Dios a través de su Espíritu Santo por un instrumento, le dice “ No te preocupes hija mía porque el varón que yo he puesto en tu vida, es quien será tu esposo, y Dios te llevará a lugares que tú no te imaginas”; siguió orando confiando en lo que Dios le había dicho. Pasó una semana y su padre enfermo gravemente, le encontraron un tumor en el páncreas, estuvo 4 meses hospitalizado sin esperanzas. Cierta noche él tuvo un sueño en el que se le aparecía un hombre y le decía que porque se interponía a la voluntad de Él (Dios), que por eso le había sobrevenido esta enfermedad, que Dios había enviado un varón para su hija y que ese sería su esposo porque Dios tenía planes grandes para ellos; fue así como su padre accedió a que pololeara y Dios obró en su vida, sanándolo y regalándole 25 años más de vida. Luego de 2 años de noviazgo, se casaron un 23 de Noviembre de 1987 fruto de esta unión, nacieron sus hijos Ricardo, Rogelio y Belén.
Antes de recibir el llamado al Ministerio del Pastorado, Dios 4 años antes los probó grandemente en el área económica, y un día estando muy triste Dios envió una hermana y tomada por el Espíritu Santo, le dice “Hija mía no te preocupes más, todo lo que has pasado no es casualidad, porque yo a mi siervo lo tengo para el Pastorado y yo he puesto los ojos en él”; fue así como el 6 de enero 2007 llegaron a la Iglesia de Dichato, enviados por Dios para ser los Pastores de esa hermosa Congregación. Hoy ella trabaja con sus Dorcas, cuerpo que ella ama ya que desde los 5 años ella ha pertenecido a este bello grupo, quienes son su apoyo incondicional y en donde Dios también ha derramado su Espíritu Santo.
Durante su ministerio ha vivido poderosas experiencias, Dios la ha sanado del Cáncer, de la columna entre otros milagros, sin duda Dios la había escogido desde el vientre de su madre para cumplir el propósito de Dios y que a través de ella y su esposo, muchos llegaran a este Evangelio Santo.
Hoy día es una esposa, madre, suegra y pastora feliz con las bendiciones que Dios Padre le ha entregado.

Víctor Zárate Ruiz
Yuvitza Ortiz Orellana
Comunicaciones IMPCH Sector 15